Formas

Bido es Abedul, es Galicia, es bosque y vida, altura y luz.

La libertad que tenéis esa luz y tú para colaros entre los espacios.

Espacios creados para permitirle a tus sentidos recrearse, porque comer no es una simple cuestión de sabores.

Es ver, un cuadro, tu copa, el techo, líneas sencillas pero cuidadas que nacen del amor y el gusto por el diseño.

Es tocar, texturas, temperaturas, madera y metales, materiales nobles, como la naturaleza que nos inspira constantemente.

Es escuchar conversaciones cómplices, el crujido del pan entre risas relajadas, porque no hay prisa, el tiempo va a tu ritmo.

Es oler, los aromas que nacen de los fogones y despiertan el apetito, los matices de vinos venidos de todas partes del mundo.

Y, por supuesto, BIDO es saborear. Es llevarse a la boca ese gusto por la tierra, por el mar, por la belleza de lo que es auténtico, el producto, nuestro producto.

BIDO es emoción, en tus sentidos.

Espacio Bido